Interview with Andrea Echeverri of Aterciopelados

By Ailean Arreaza

1319033855_crop.jpg

[SPANISH]

Sencilla, cotidiana, “sin tanta lentejuela,” es así que Andrea Echeverri, cantante del grupo colombiano, Aterciopelados, prefiere que la perciban. Razones le sobran para vanagloriarse.  Aterciopelados, en sus más de 20 años de trayectoria musical, se ha convertido, según la revista TIME, en una de las tres mejores agrupaciones del mundo. Con un currículum que cuenta con dos Grammys Latino, reconocimientos de parte de las Naciones Unidas y Amnistía internacional, y admiradores y fanáticos a través de todo el planeta, no cabe duda de que Aterciopelados es la banda emblemática del rock, no solo colombiano, sino en toda Latinoamérica.

Con todo y esto, Andrea decidió grabar y producir su más reciente disco como solista, Andrea Echeverri 2, en la sala de su casa. Nada de estudios con fama de generar grades éxitos ni productores con experiencia grabando a mega-estrellas; sus asistentes fueron sus hijos, su marido, su mamá, y ella misma, quien se auto enseñó a utilizar todos los equipos de grabación.

Y es ese mismo sonido orgánico que Aterciopelados traerá al Festival Latinoamericano de Charlotte el próximo 9 de octubre. “El año pasado estábamos de gira y éramos seis músicos chéveres con muchísimas ganas  de tocar y de repente no podíamos empezar por que la conexión del computador ‘no sé qué’,” nos comentó Andrea.  “Sentíamos que no nos podíamos divertir en el escenario siendo tan dependientes de la tecnología…obviamente puede ser que esto sea un ciclo y el próximo disco sea todo electrónico, pero ahora la estamos pasando muy bien sin tantos cables.”

A Charlotte vendrán cuatro músicos, Andrea en la voz y guitarra, Hector en el bajo, Rafael en la guitarra, y Catalina en percusión.  “No tenemos batería,” nos dijo, “pero esta chica Cata toca una especie de cajón peruano y utiliza semillas y un montón de otras cositas para hacer la percusión. Para mí es muy significante tener a dos mujeres en el escenario y ahora digo que no estamos haciendo rock, sino rocka.”

Y no es solo el hecho de tener a dos mujeres en escena, sino a dos mujeres talentosas que no están haciendo el papel de símbolo sexual. “La defensa de la mujer es muy importante,” aseguró, “me encanta mostrar una mujer y una madre digna, atrayente, chévere.”

Su papel de mujer y madre están totalmente entrelazados con su carrera como música. “Los niños siempre son lo más importante,” nos dijo, “pero si no tuviera la música, sería una mamá mucho más aburrida.” A la mismas vez su música ha sido influenciada muchísimo por sus hijos Milagros y Jacinto, y muchas de sus canciones son odas a la maternidad.  “Los niños son increíbles. Me influencian muchísimo no solo a nivel musical pero a otros niveles… ¿alguna vez has visto a un niño aprender a caminar? Se caen un montón de veces y se levantan y lo intentan de nuevo una y otra vez. Uno, de adulto, de repente se cae y dice, ya, no lo vuelvo a hacer.”

Esto de ser tan transparente, de no tener un personaje privado y otro público, es raro en el mundo de los artistas. “La verdad es que siempre he sentido presión de todos lados,” comentó. “Todos tienen sus estereotipos y modelos pero yo siempre he tratado de no meterme en ninguna cajita y de construir una identidad como artista bastante parecida a como siempre he sido.”

Al final Andrea lo resume todo muy bien en la letra “YO”, el primer sencillo de su nuevo disco, “No quiero ser nada que no sea yo… Nada que no sea yo”

Advertisements

Outstaning Volunteers for September 2011

By Bonnie Carter

1320338488_crop.jpg

[SPANISH] Cada mes seleccionamos un voluntario destacado que ha dedicado su tiempo a la Coalición. Este mes escogimos a Jennifer Geyer. Originalmente asignada a servir en el Centro de Recursos como voluntaria de AmeriCorps, se convirtió en la coordinadora del programa College Access Para Todos.

College Access Para Todos educa a los estudiantes sobre las oportunidades de educación universitaria, independientemente de su estatus migratorio. Casi todos los días Jennifer se mantenía ocupada organizando foros y talleres, sesiones de preparación para el examen SAT, visitando a las escuelas, y informando a los consejeros.

“He estado muy agradecida por la oportunidad para desarrollarme y crecer con la Coalición y el Centro de Recursos. Además, conocer a todo el mundo, especialmente a los estudiantes. Es genial ser parte de esto y ser una influencia positiva.”

Otra voluntaria destacada, de capacidad diferente, es Olma Echeverri. Echeverri, después de haber servido dos periodos como la Presidente de la junta directiva de la Coalición, se retira de esa posición este mes. “La Coalición es vital para la comunidad. Cuando recordamos que 13.000 personas han encontrado ayuda a través de la Coalición, es absolutamente increíble.”

“Veo mi papel como facilitadora y guía. Además, para asegurarse de que nos mantenemos fieles a lo que hace la Coalición: educar, abogar y celebrar”, agrega. La dedicación de Echeverri a elevar la misión de la Coalición y servir a la comunidad latina es admirable. ¡Gracias por seis años de apoyo!